sábado, julio 13, 2024

La semaglutida: ¿Una nueva revolución en la búsqueda de la delgadez?

La semaglutida, un medicamento originalmente desarrollado para tratar la diabetes, se ha convertido en la nueva arma secreta de Hollywood para la pérdida de peso. Su efecto saciante ha desatado una fiebre por este fármaco, dejando a los diabéticos sin acceso a su tratamiento vital.

Aunque celebridades como Oprah Winfrey o Sharon Osbourne han reconocido públicamente el uso de semaglutida para su notable delgadez, la mayoría de las estrellas lo niegan o minimizan su impacto. El secretismo y las mentiras alrededor de este tema solo alimentan la obsesión por la delgadez y la discriminación hacia las personas con cuerpos diversos.

Ozempic: la nueva dieta de moda

Conocida como Ozempic en su versión para la pérdida de peso, la semaglutida se ha convertido en una tendencia viral en TikTok, acumulando millones de visualizaciones. Sin embargo, su elevado precio la hace inaccesible para la mayoría de la población.

Este fenómeno nos recuerda al caso de Carlota Corredera, quien tras perder peso, habló públicamente sobre su nueva imagen, generando críticas por parte de quienes la consideraron «gorda traicionera». Es importante recordar que la discriminación por peso no solo afecta a las personas gordas, sino también a quienes han logrado adelgazar, perpetuando la idea de que la gordura es un estigma.

Si bien es deseable tener una buena salud, la obsesión por la delgadez y la discriminación hacia los cuerpos diversos son problemas graves que debemos combatir. La sociedad, especialmente las figuras públicas, debe promover la aceptación y el respeto hacia todas las formas y tamaños corporales.

El secreto para perder peso

El mito de que las modelos solo beben dos litros de agua al día para mantener su figura es falso. La realidad es que muchas de ellas se someten a dietas estrictas y extenuantes, incluso con riesgos para su salud. No debemos caer en la trampa de idealizar cuerpos que no son sostenibles de forma natural.

Hay que entender que la semaglutida es solo una nueva herramienta en la eterna búsqueda de la delgadez y por eso ha generado controversia. Es importante reflexionar sobre la accesibilidad a este tipo de medicamentos y la presión social por alcanzar una «talla ideal». La salud y el bienestar deben ser nuestra prioridad, por encima de la búsqueda de una imagen idealizada e irreal.

Con información de Elle. 

Mantente atento a todas las actualidades del momento, a través de @CLX.Icons en Instagram y en todas nuestras redes sociales. ¡Léenos y sé parte de lo icónico!

Otros Artículos