jueves, febrero 22, 2024

Cómo cuidar tu piel de los rayos del sol

Una ventaja del clima tropical es la posibilidad de poder disfrutar de la calidez de los rayos del sol a diario en nuestra piel, y ahora que se acercan las vacaciones de Carnaval, es un momento más que ideal para disfrutar de un viejecito a la playa y agarrar algo de color.

La luz de nuestro astro es vital para la vida, y ayuda a nuestro cuerpo estimulando la producción de melatonina, que ayuda a regular los ciclos del sueño. Además, es muy útil a la hora de sintetizar la vitamina D, sin mencionar el ligero ‘boost’ en nuestro estado de ánimo que sentimos al recibir sus efectos, pero, todo debe ser con moderación.

A pesar de sus beneficios, recibir los rayos solares sin el debido cuidado puede producir problemas serios en la piel, por lo que, para prevenir la aparición de manchas o envejecimiento prematuro – que son por mucho los mejores casos que puede ocurrir debido a una exposición prolongada – es mejor tomar precauciones durante estas vacaciones.

Ya sea que vayas o no a la playa, decidas ir a la piscina, o incluso prefieras aventurarte a subir una montaña, toma nota de estos ‘tips’ para cuidar tu piel del sol.

Protector solar, obligatorio

Quizás por su nombre te parezca obvio que lo necesitarás, sin embargo, nunca está de más resaltar la importancia de este producto; después de todo, el protector solar es un paso crucial dentro de una gran cantidad de tutoriales de belleza, y un ‘must’ dentro del skincare k-beauty’.

Entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, el sol se encuentra en su punto más alto en el cielo, por lo que la intensidad de los rayos ultravioleta crece. Incluso en días nublados es bueno utilizarlo, ya que las nubes dejan pasar un 80 por ciento de la radiación.

Aplica el protector solar 30 minutos antes de entrar comenzar la exposición para dejarlo hacer efecto, sin olvidar aplicarlo bien en las zonas más sensibles, como orejas, cuello, nuca, escote y nariz. Recuerda retocar cada dos horas o después de salir del agua para mantener sus efectos.

Este truco no solo es para las pieles blancas, ya que, pese a la mayor resistencia a los efectos de los rayos solares de las pieles más oscuras, ellas también pueden beneficiarse de la protección adicional del protector solar.

Otro detalle importante es elegir una fórmula apta para nuestro biotipo cutáneo, así como usar un protector de amplio espectro que proteja de los rayos UVB y UVA.

Usar Protector solar - CLX Icons
Foto de Jess Loiterton

Usar ropa oscura

Contrario a lo que se cree, aunque la ropa blanca es mucho más fresca, esta cuida mucho menos de nuestra piel del sol.

El color puede afectar la forma en la cual nuestras prendas nos protegen de los rayos UV, y lo cierto es que los colores más brillantes, incluidos el rojo, negro y el azul marino, absorben una mayor cantidad de radiación.

El tejido también es una parte importante que tomar en cuenta. Por ejemplo, las fibras sintéticas y semisintéticas, como el poliéster o el rayón, con grandes opciones para protegerte del sol. De la misma forma lo son las telas densas, pesadas y de tejido tupido como la lana, la mezclilla o la pana

Usar ropa oscura - CLX Icons
Foto de Adina Lavinia Moldovan

Por el contrario, telas livianas como el algodón refinado, el crepé y la seda no son ideales para estar bajo los efectos de la luz ultravioleta. No obstante, es de tomar en cuenta que, dependiendo de la temperatura externa, es necesario elegir una prenda que nos permita transpirar y no nos sofoque, debido a que, de hacer mucho calor, un color muy oscuro no podría ser tan beneficioso.

Sombreros y lentes no solo por moda

Además de la ropa, existen otras piezas que nos ayudarán cuidar nuestra piel y a estar más protegidas de los efectos del sol y así evitar quemaduras, tal es el caso de los sombreros y gorras, que funcionan de una forma muy similar a caminar debajo de la sombra de un edificio o un árbol.

Según la dermatóloga Magdalena de Troya, quien fue citada en un documento de la AEDV, la visera reduce puede reducir hasta en un 50% la radiación solar que llega a los ojos. Para esto también necesitaremos lentes de sol. Cuanto más cerrado sea el material, mayor será la capacidad de repeler el paso de los rayos solares.

No olvides tener en cuenta dos factores importantes antes de elegir tu sombrero: Algunos de estos accesorios contienen etiquetas que certifican su capacidad para proteger del sol, por el contrario, una prenda muy envejecida posibilita que los rayos UV atraviesen con más facilidad el tejido.

Mantener la piel hidratada

Estar expuestos al sol puede provocar resequedad en la piel, por lo que es necesario cuidar los niveles óptimos de humedad a través de cremas especiales o agentes calmantes como el aloe vera y la manzanilla.

Sobre todo, luego de un proceso del bronceado – en el cual recomendamos encarecidamente utilizar protector solar – es vital mantener los niveles óptimos de hidratación de la piel para ayudar con su proceso de reparación y regeneración.

cuidado la piel del sol - CLX Icons
Foto por Sora Shimazaki

A su vez, también evita que la piel se vuelva áspera y seca, lo que puede resultar en la descamación, y proporciona una apariencia más juvenil y prevenir los efectos del envejecimiento prematuro.

No olvides tomar también mucha agua.

(Con información de Mayoclinic y Mujerhoy – Portada de lookstudio/Freepik)

Mantente atento a todas las actualidades del momento, a través de @CLX.Icons en Instagram y en todas nuestras redes sociales. ¡Léenos y sé parte de lo icónico!

Otros Artículos