martes, junio 25, 2024

Panna cotta con frutos del bosque, una receta de origen italiano

Cada postre tiene sus propias características que los hace resaltar, y en el caso de la ‘panna cotta’ es su textura suave y gelatinosa, dulce y refrescante, que queda después de casa bocado.

Gracias a su sencillez, esta receta de origen italiano es una opción que preparar sin la necesidad de precalentar un horno como con otros postres, y es una buena opción para satisfacer un antojo sin agregar demasiada azúcar a la mezcla.

Receta de panna cotta italiana

Además, si llegara a sobrar, la ‘panna cotta’ es capaz de durar hasta 4 días en el refrigerador sellado en un recipiente hermético, solo reservar el confitado de frutos del bosque aparte y añadirlo al momento de comer para conservar mejor su sabor.

Ingredientes

  • 250 mililitros de nata para montar
  • 150 mililitros de leche
  • 70 gramos de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 hojas de gelatina
  • 125 gramos de frutos rojos (frambuesas, arándanos, grosellas,…)
  • 50 gramos de azúcar
  • Gotas de jugo de limón
  • Hojas de menta

Panna cotta casera con frutos del bosque

  • Lava los frutos rojos, sécalos y colócalos en una olla. Añade el juego de limón y el azúcar, y cocina la mezcla unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera, hasta que espese. Retira y deja enfriar.
  • Dispón las hojas de gelatina en un recipiente y añade agua fría hasta cubrirlas; déjalas unos minutos. Mientras tanto, vierte en una olla la leche y la nata. Añade 50 g de azúcar y la vainilla partida por la mitad a lo largo y ponlo al fuego. Lleva a ebullición, removiendo de vez en cuando, aparta y deja reposar unos minutos.
  • Escurre la gelatina y agrégala a la preparación anterior, para luego revolver hasta toda la mezcla que se integre completamente. Reparte la crema en 4 moldes individuales y deja enfriar a temperatura ambiente; mezcla la crema, de vez en cuando, para que las semillas de vainilla no se vayan al fondo.
  • Tapa los moldes con film e introdúcelos en la nevera. Déjalos unas horas hasta que cuajen. Para desmoldarlos con más facilidad, introduce la base unos segundos en agua caliente y reparte en platos.
  • Sírvelos decorados con la confitura de frutos rojos, con unas hojitas de menta lavadas y secas, y espolvoreados con el resto del azúcar glas.

Mantente atento a todas las actualidades del momento, a través @CLX.Icons en Instagram y en todas nuestras redes sociales. ¡Léenos y sé parte de lo icónico!

Otros Artículos